sábado, 15 de octubre de 2011

COCHIMIES

UBICACION GEOGRAFICA
Los cochimíes son una etnia de México que habita en Baja California se localiza en las mesetas costeras de los municipios de Tácate, Tijuana y Ensenada, núcleos de vivienda son la comunidad de la Huerta y en San Antonio Necua o Cañón de los Encinos, pobladores de la parte central de la Península de Baja California.
HISTORIA
Los cochimíes o tai-pais son una etnia de México que habita en Baja California, las comunidades de la Huerta y en San Antonio Necua o Cañón de los Encinos, dichas tierras les fueron otorgadas por resolución presidencial el 16 de enero de 1970, para beneficio de 18 familias. Hablan una lengua ya casi extinta y conocida apenas por un centenar de hablantes llamada laymón o mti'pá.
Los COCHIMÍES, pobladores de la parte central de la Península de Baja California, conocidos por los Misioneros que llegaron hace 300 años, vivían con una cultura primitiva, vagando por sus playas y sus montes, sin casas, sin templos, pero tenían ritos dominados por sus Guamas o hechiceros, no tenían escritura ni Artes; no labraban campos, no criaban ganado; se alimentaban de las frutas espontáneas de los cactus, de la pesca y de la caza. Bien parecidos; de buena estatura, normalmente amables; desconocían sus orígenes y su procedencia. Decían haber llegado del Norte y que sus lejanos antepasados habían sido vencidos en una gran contienda y perseguidos por sus vencedores, se habían refugiado por las montañas de la Península. No tenían ningún interés para asegurar y mejorar su futuro; en esto se mostraron completamente diferentes de los Indígenas del Continente. Conocían la existencia de los pobladores de la Península anteriores a ellos que eran de mayor estatura y que habían pintado en las cuevas, figuras de animales y hombres. Pero no daban razón de ellos ni de su extinción. Los COCHIMÍES, llegaban a contar hasta el número 20 (los dedos de las manos y de los pies). Una vez que supieron hablar castellano, podían contar perfectamente hasta cincuenta; los más avanzados, hasta cíen. Dividían el año en seis partes. No es por demás aclarar que "IBÓ" era el nombre que le daban al Sol. MEJIBÓ indicaba también el año entero y es el mismo nombre que como queda dicho, daban en particular a la temporada de Pitahayas. El Jesuita Miguel Del Barco, que vivió entre ellos por más de 35 años, observa: "Al modo que en Europa, los antiguos alguna vez usaban contar los años por las cosechas de trigo o por el tiempo de ellas".
CULTURA (MUSICA, VESTIDO, COMERCIO, ETC.)
Comidas tradicionales e influidas por los misioneros como los frutos de la pitaya agria, higos blancos. Las aceitunas, tortillas, machaca de pescado, empanadas.
VESTIMENTA
Los hombres andaban completamente desnudos, sólo empleaban algunos adornos de carrizos y caracoles y conchas de mar. Las mujeres usaban unas enaguas de carrizos delgados ensartados en pita (fibra vegetal) y se tapaban la parte de atrás con pieles de venado o de cualquier otro animal, adornaban su cintura con un bello cinto y su cabeza con una curiosa red a manera de venda. Para andar en el monte ambos utilizaban huaraches de cuero o de tejido tipo ixtle.
CULTURA
Las actividades productivas de esta población Indígena, son en parte la venta de artesanías junto con la agricultura, ganadería entre otras… nosotros nos enfocaremos en las artesanías, estas van desde un simple collar hasta unas grandes ollas, algunas de las artesanías que (los cochimies) hacen, las construyen muchas veces con diversos materiales como piel de res, vértebras de víbora de cascabel, semillas, plumas, madera de encino, estambre, piedra caliza etc… para crear bolsos, muñecas, vestidos y figuras de colección inspiradas en temas variados.
Este tipo de artesanías se pueden ver principalmente en el norte del país (Baja California, Baja California sur) aunque con una gran disminución debido a que la sociedad se ha transformado constantemente y las bajas ventas que han tenido en estos últimos años.
LENGUA
Los cochimíes hablaban una lengua de la familia yumano-cochimí ahora prácticamente extinta llamada laymón o mti'pá, que ahora cuenta con menos de un centenar de hablantes.
La agrupación lingüística cochimí comprendía dos grandes grupos: el cochimí meridional y el cochimí septentrional. La línea divisoria entre estas dos grandes agrupaciones la constituía la Misión de San Ignacio de Kadakaamán, en el norte de la actual Baja California Sur. Se conoce la lengua gracias a algunos escritos legados por los jesuitas que evangelizaron la Península de California en el siglo XVIII. Con base en el análisis de estos textos, ha sido posible establecer una relación entre el antiguo cochimí y el resto de las lenguas de la familia yomano-cochimí, de la que constituye un grupo independiente.
El cochimí propiamente dicho, conocido también como idioma laymón o cochimí laymón fue la lengua de los pueblos cochimíes que ocuparon la mayor parte de la Península de California hasta su extinción, ocurrida probablemente a principios del siglo XX. Esta lengua no debe ser confundida con el cochimí de la actualidad, nombre que se le da a la lengua mti'pai que se habla en el norte de Baja California (México).
Se conocen sus costumbres gracias a las pinturas rupestres y las posteriores descripciones de los misioneros españoles. Con la llegada de los misioneros adquirieron nuevas costumbres, como establecerse por periodos de tiempo más prolongados en lugares donde había agua, aprendieron a vestirse, cultivar y domesticar animales.  De esta manera se conformaron las primeras comunidades en la península de Baja California.
Carecían de los más rudimentarios conceptos de arquitectura y el barro lo usaron solamente algunos sectores de la región norte. Para ciertos menesteres utilizaban las conchas que había en las playas y comían sus alimentos tostados o asados. El atole lo hacían moliendo las semillas de que disponían, de mezquite o de otras leguminosas, las mezclaban con agua dentro de cestas de varas comunes a todas las tribus y luego echaban sobre la mezcla piedras calientes al rojo vivo para lograr la cocción. Las actividades cotidianas eran la pesca, la caza y la recolección de frutos y semillas. La cosecha preferida eran las pitahayas, las ciruelas y el mezcal. Sus viviendas eran muy sencillas hechas de piedra suelta colocadas en forma de círculo, sin techo.
MUESTRAS GASTRONOMICAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada